Archivo | diciembre 2014

Lagartos

Saludos amigos.

Esta vez traigo unos bocetos rápidos de reptiles, que me gustan y son bastante graciosos

lagartos 1 baja

lagartos baja

Están hechos con tinta china  y con un pincel para caligrafía Sumi-e que compré hace unos días.

 

lagartos2 1 baja

 

Me ha sorprendido bastante el pincel por la cantidad de agua que retiene, ideal para trabajos de medios con mucha agua como la tinta o la acuarela. Es muy curioso como está fabricado únicamente con una caña de bambú y los pelos, por lo que el precio de compra ha sido baratísimo. Además, parece que la calidad de montaje no está mal, de momento no se me han desmontado los pelos. Me picó la curiosidad de comprar uno, porque viendo un vídeo sobre Kazuo Oga, dibujante de fondos de Studios Ghibli, ví que los usaba (al parecer son muy comunes en los estudios de animación). Es increíble como con unos materiales tan cutres y baratos que pueden hacer unas maravillas como las que hacen estos tremendos artistas.

Y ya sabéis ¡ilustro, luego existo!

Hayao Miyazaki

Saludos amigos.

Hoy le hago un homenaje a un gran artista en el mundo de la animación, Hayao Miyazaki, fundador, junto con Isao Takahata, de los famosos estudios Ghibli y creador de obras tan fantásticas como las galardonadas La Princesa Mononoke, El Viaje de Chihiro y Porco Rosso, entre otras.

Hayao Miyazaki empezó en el mundo de la animación en los estudios Toei con las conocidas series de dibujos Heidi y Marco y en 1985 funda los Studios Ghibli, donde no pararía de crear maravillosas obras de arte, hasta que en septiembre de 2013 anuncia su retirada como director. Curiosamente, Miyazaki no se hizo muy conocido en occidente hasta que ganó el Oscar por la película El Viaje de Chihiro, el cual catapultó su fama a nivel internacional y para mi opinión bastantes años tardaron los americanos en reconocer su trabajo. Pero quizás la película que le dio a conocerse en España sería La Princesa Mononoke, la cual se estrenó en la Gran Pantalla a mediados de los 90´s.

hayao-miyazaki

¡Ilustro luego existo!